Aspectos De La Vida Diaria A Través De Los Tiempos Los Años Cuarenta – Las “Casas de Altillo”. (I)

Durante esta época sale a relucir algunas de las arquitecturas clásicas de Coatepeque, como lo eran las “Casas de Altillo”. Estas casas eran llamadas así, por su estatura, y por sus formas venían a ser algo muy peculiar. Consistían en dos enormes tejados, en plano inclinado o diagonal, unido en la parte superior por un canal invertido llamado capote, y la parte superior de su maderamen eran las “Tijeras”.

La puerta de la esquina superior, tenía al frente un boquete saliente, con una pequeña baranda de madera o hierro, que era el balcón de la casa de altillo. DSCF2238_2_2

Había balcones cuadrados o redondos a manera de la media naranja, puertas y ventanas estaban adornadas con arranques, como les llamaban los carpinteros y bordeadas con marcos.

Las había con pasillo o pequeño corredor al frente, con su respectiva baranda de madera o de hierro. Las había con puertas de bastidor y ventanas, que en la parte superior en el espacio llamado tragaluz se les adornaba con calados, consistentes equis, zetas, talitos en diagonal, persianas horizontales y verticales, cuadritos, bocadillos, motivos en forma de aspas de molino de vientos, se les adornaba con toda clase de figuritas que reflejaban el buen gusto de quien las encargaba, y el ingenio de el o los carpinteros que las construían.

En construcciones de este tipo los albañiles, muy poco tenían por hacer, pues su actividad se circunscribía más que todo a poner los cimientos, que eran de piedra y de cemento y a poner el piso o a fabricar el entornado.

Se subía del suelo al altillo, propiamente dicho, por medio de una escalera colocada en forma de diagonal, con su respectivo pasamanos, y sus habitantes jubilosos y alegres subían y bajaban según le interesara, porque tanto en sus ventanas superiores como en el balcón, se divisaban diferentes puntos del pueblo, pues la mirada podía perderse en el horizonte, hasta juntarse el cielo con alguna de las montañas que en la lejanía rodeara el pueblo.

Bibliografía

Las Diversiones de Coatepeque en la Década de los Cuarenta -Las Casas de Altillo de mi Ciudad -Apeca

Robles Gutiérrez, Humberto. Coatepeque 1995

Robles Gutiérrez, Humberto. Las Diversiones de Coatepeque en la Década de  los Cuarenta.  Pág.  224-229.  APECA  1995

Robles Gutiérrez, Humberto. Las Casas de Altillo de mi Ciudad. Pág. 234-241.  APECA 1995.

This entry was posted in Vida Diaria Los Años Cuarenta and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s