Apeca – Augusto Gumercindo Palacios Barrios – Coatepeque Amado – “Mi Cerro De La Culebra” (II)

Pero yo quiero, amado hablar de tu verdadero origen, de aquellos indígenas ingenieros que tan sabiamente, tan profesionalmente trazaron tus calles y avenidas si topes ni callejones, sin que las aguas llovedizas se estancaran más de lo que naturalmente necesario.  De su centro de actividades, de sus celebraciones religiosas, de su ritos de holocausto, de la frondosa sombra de su Ceiba milenaria enclavada precisamente en el “CERRO DE LA CULEBRA’ lugar donde quedan los recuerdos de una pileta; que muchos años después hubo allí.

Y allí precisamente donde después de bellísimos desfiles, fanfarrias con chirimías, y enormes tambores inter-comunicadores de tanta algarabía, ante los jefes gobernadores y siguientes autoridades, se procedía con la presencia naturalmente del AVE SIMBOLO, al sacrificio de la más bella doncella que con humeantes olores esparcidos por los incensarios, el verdugo hacía morderla por el nahual culebra, ofrendando con esto , agradecimientos por los grandes favores de la cosecha que habían ofrecido los Dioses, de su imaginación.

A este centro de operaciones, se la llamó “Parque o Jardín del Cerro de la Culebra”; donde tantas ferias marcianas se celebraran muchos años después.

Bibliografía.  Primera Antología de Poetas, Escritores y Compositores de Coatepeque. Febrero de 1995

This entry was posted in Libros and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s