Libros – “El Coatepeque Que Yo Vivi” – Golosinas y Panes (II)

Los nuéganos o nuégados, de fabricación coatepecana, son especiales. En mis andanzas he probado nuégados fabricados en la Antigua Guatemala y son de una exquisitez maravillosa. Se deshacen en la boca y dejan un rico sabor en el paladar. Las bolas son grandes y aguadas y el azúcar que las adorna es blanca. Por el contrario, los nuégados Coatepecanos son duros, más pequeños y el azúcar que tienen encima es de olores, roja en la mayoría de ocasiones.

Entre unos y otros nuégados hay una enorme diferencia, aunque los dos son maletitas de cuatro bolitas. En mi parecer, los nuégados antígüenos son la “high life” de este producto, pues aunque deliciosos son caros. En cambio los nuégados coatepecanos, son “el pueblo”, pues deliciosos también, son baratos. Los nuégados antigueños los venden en tiendas especiales en esta bella ciudad. Los nuégados coatepecanos están de venta en el mercado de mi pueblo y cualquier tienda o pulpería.

En los tiempos de mi niñez ¡que tiempos aquellos!, era común y corriente llegar al mercado, tomarse un fresco de piña, guanaba, horchata, etc., y acompañarlo de una maletita de nuégados. ¡El precio! Dos centavos de quetzal, dos centavos de sabor, de delicia, de satisfacción. ¡Quien pudiera regresar la maquina del tiempo y volver atrás!

Bibliografía.  de León Castillo, Oscar.  “El Coatepeque que Yo Vivi”

Editorial Oscar de León Palacios

This entry was posted in El Coatepeque Que Yo Vivi and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s