Apeca- Ana Josefa Carolina Vega Trangay. La Ceiba.

Hay un especial encanto en sentarse a su pié y ver desaparecer el sol en el horizonte, escuchar a los pájaros que se resguardan en los árboles para pasar la noche al amparo de sus ramas, sentir el viento fresco de la tarde veraniega que suavemente toca tu rostro.   Ver la inmensidad del cielo cambiando tonalidades: del rojo encendido al naranja, café, gris.

Ver descender lentamente ese gran astro encendido de rojo hermoso y majestuosos.

Sentirse pequeño ante la grandeza de la naturaleza, pero al mismo tiempo grande al poder tener la dicha de contemplar la obra maestra de Dios.

visitaoctubre2008 885Cubierta por las enormes ramas de la vieja ceiba ves volar tu espíritu lleno de la belleza que en ese instante se adueña de la tarde.

Luego viene la noche y el silencio, te vuelves lentamente a la realidad, tienes el corazón enchido por la dicha de sentir en el alma vibrar la vida con todo ese esplendor.

Tienes una cita al pie de la ceiba, te espera el ensueño el encanto y la dicha.  Contempla el atardecer a su pie vé lo que Dios es capaz de hacer sentir a tu corazón en ese instante que día a día te regala.

Bibliografía.  Primera Antología de Poetas, Escritores y Compositores de Coatepeque. Febrero de 1995

This entry was posted in APECA and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s