José Narciso Angulo Zepeda – Estampas de mi Pueblo – 10 Quetzales por un Cuento (IV)

Casi llegando al centro de los cuartos, me detuve a pensar, -valdrá la pena subir a ver a mi compadre, dudaba de mi acción, cavilaba, y así entre sigo y regreso… sentí de pronto, casi me roza el brazo, que de uno de los – cuartos salía una mujer… presurosa busco acomodo en la calle y se puso  hacer su necesidad, -grotesca figura-, dicen que .la ocasión la pintan calva  y sin atender posibles consecuencias grite fuerte y profunda: la pobre mujer, posiblemente en mejor de su orinada pego tremendo brinco y con la velocidad que da el susto se metió gritando al cuarto……Antes que otra cosa ocurriera, salí corriendo rumbo a la estación del tren muriendo me de la risa y el viejecito volvió a reírse recordando y finalizo el cuento.

Zolugna Osicrán, no dijo nada pero el asunto le supo a broma pesada y no a cuento, no obstante, entrego los diez quetzales al anciano, cuando el viejo extendió la mano para recibir el billete se perfilo a través de la luz de una bombilla de 50 W.

elsombreron Y se le vio tal como era: chiquito, sombrerudo, llevando atado a la muñeca de la mano izquierda una trenza de pelo… mas bien parecía cerda de la cola de una bestia salió corriendo dejando un hálito de misterio en la habitación. Zolugna, presuroso cerró la puerta y se fue a dormir. .

Revista Mi Coatepeque No. 19 . 30 Nov 1992 al 31 Enero 1993 Pág. 39

This entry was posted in Estampas de mi Pueblo and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s