Baúl de los Recuerdos – Ahora que me Acuerdo. (VI).

Coatepeque es una ciudad de las promesas y la hija mimada de Quetzaltenango por dulce, por espléndida y bella. Y es que desde las dalias de la mañana hasta en los nardos azules de los luceros. Coatepeque es heráldica de la Eterna Primavera y es, en nuestra geografía la fulgurante estrella.

Ahora que me acuerdo, de Coatepeque nos llevamos siempre dos cosas: una alforja repleta de ensueños e infinitos anhelos de volver y las huellas amables del abrazo de Julio López Andrade. En esta incomparable sinfonía de matices y gloriosas dimensiones musicales va esta crónica qu es la corteza de nuestra propia vida la mejor evidencia de nuestro cariño y una mirada maternal y dulce de mi Quetzaltenango…..!Ah, recuerdos adorable sus bellos….!

1950irca_3Casi vemos a don José Vicente Molina Valverde entrar montado a caballo a la finca San Isidro y al sonriente don Juan Alberto Minera caminando lentamente allá en los corredores de la Estación, con el Omega de bolsillo en la mano diciendo; !Ah puchis! ¿que sera que no viene el tren y ya tiene diez minutos de atraso? Ah, don Beto. Nos contaba que en Champel un su amigo por decir a la viceversa decía a la visconversa y al que no era culto aquel buen señor solía decir !Es que le falta la agricultura!.

Alvarado Pinto, Carlos Roman . Ahora que me acuerdo. Revista Mi Coatepeque No. 5. Pagina 7.

This entry was posted in Del Baul de los Recuerdos and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s