Personas de mi Pueblo – José Antonio Marroquín.(II)

IMG_0222Esta marimba me la vendió Faustino Ochoa y así salíamos a hacer tocadas ya que mas serias. Allí pase mi juventud lleno de alegría y optimismo, porque también me gustaba el deporte, es decir, cabalgando en el caballo que compre para pasear y tomar parte en corridas de cintas y apuestas, y para viajar a varios lugares, porque en ese tiempo no había medio de transporte, solo a caballo o a pie.

Fue así que varias veces fui a Quetzaltenango a caballo, y también viaje un día por el ferrocarril de los altos. También me gusto la agricultura, la crianza de los gallos, finos de pelea que tenia en mi casa y que le vendía en ese tiempo a los mejores galleros de todas partes.

Esta marimba me la vendió Faustino Ochoa y así salíamos a hacer tocadas ya que mas serias. Allí pase mi juventud lleno de alegría y optimismo, porque también me gustaba el deporte, es decir, cabalgando en el caballo que compre para pasear y tomar parte en corridas de cintas y apuestas, y para viajar a varios lugares, porque en ese tiempo no había medio de transporte, solo a caballo o a pie.

Fue así que varias veces fui a Quetzaltenango a caballo, y también viaje un día por el ferrocarril de los altos. También me gusto la agricultura, la crianza de los gallos, finos de pelea que tenia en mi casa y que le vendía en ese tiempo a los mejores galleros de todas partes.

En el año 1927 contraje nupcias con la señorita Nieves Muñoz, con quien procreamos siete hijos. En el año 1941 por causas del destino me divorcie y ese mismo año me vine a Coatepeque que era donde vivían mis cuatro hermanos Francisco, Rosa, Carmen y Flora.

Francisco ya tenia un tiempo de estar en Coatepeque, tenia un almacén que se llamaba el Favorito, una cuadra abajo del mercado y tenia también un taller de sastrería y cuando yo me vine de Génova me proporciono el local donde tenia la sastrería y así comencé a trabajar con el donde me fue muy bien.

Estando aquí en esta bella ciudad en el año de 1947 conocí a la señorita Ernestina Calderón, y en el año de 1951 contraje segundas nupcias. Desde ese año nos instalamos en nuestra casita en el Barrio San Francisco y fue así como quede definitivamente en este lugar que quiero tanto, y al que propuse servirle en algo.

Bibliografía. Marroquín, José Antonio, Autobiografía. Revista Mi Coatepeque Junio – Julio 2006 paginas 28-29-30

This entry was posted in Personas de mi Pueblo and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s