Libros – Rodrigo Pérez Nieves – Phatos Entrópico – Filosofando (II)

IMG_0357Una rara sensación se apoderó de mí. Creo que pude hacer filosofía sin recordar a B. Pascal con su argumento conocido como “de la apuesta”, ni a Descartes ni a Kant. Percibí, de alguna manera, la marcha constante de las cosas, de los seres, en una búsqueda que, aunque fuese probablemente inconsciente, no dejaba de ser válida.

Dios mismo estaba en todos, en sus caminos, en sus esperanzas y en sus nostalgias. Hubiese sido un gran error perder la oportunidad de percibir a Dios, y peor aún el haber dejado de filosofar. En ese momento sentí una relación con todos los que veía… como diría Nervo, todos eran, de alguna misteriosa manera, mis hermanos y con ellos fui en un momento niño y jugaba, joven, y paseaba embobado y ausente, viejo y arrastrando los pies por las calles recorridas mil veces, hablaba alemán, inglés, italiano, francés. Y pensé que hemos perdido el amor por las cosas entrañables, nuestras y pequeñas, íntimas y propias, que afirman la mente y dan al corazón deseos de amar.

Desde mi “mundo viejo” del cual todos provenimos y que está aún muy aferrado a nosotros, con sus costumbres vacías, sus concesiones, sus oscilaciones entre sectas y formas religiosas ya desprovistas de contenido y el materialismo bestializante que nos absorbe, muchos carecemos de la capacidad de detenernos a observar nuestro entorno, que es una de las formas de observarnos a nosotros mismos, y caminamos pisoteándolo todo, sin reflexión y sin participación real en el plan de la naturaleza, que es la manifestación del Plan de Dios que nos rige: la Verdad.
Si muchos no entienden lo que arriba expongo, no se preocupen. Yo, en ocasiones, tampoco entiendo. Porque como escribió Irina Darlée en su columna: A un filósofo le preguntaron “¿Cuánto pesa el humo?” y el filósofo contestó: “ del peso de la madera quemada restad el peso de la ceniza sobrante y tendréis el peso del humo”. Queda flotando la pregunta ¿Existe la filosofía?.

Editorial Adverbium- Marzo 2005

This entry was posted in Phatos Entrópico and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s