Libros – Rodrigo Pérez Nieves – Phatos Entrópico – Divagando (II)

El primer quetzal que vi, estaba disecado en un museo. El patriótico quetzal estaba amarrado a un árbol rodeado de flores de papel llamada “la flor nacional”.

Sin embargo, un día comprendí la terrible realidad de mi nacionalidad. “Hijo uno no escoge de qué país quiere ser, tú eres guatemalteco, para bien o para mal”, me dijo mi mamá siempre tan paciente y cívica con mi educación.

A los quince años ya no quería ser mexicano, mi pelo indomable, mis ojos marrones, mi idioma un español chapuceado y mi sentimiento eran de un enclenque socialista tercermundista.

Ahora ya pasé el medio siglo, el Muro de Berlín fue derrumbado, la Perestroika trajo abajo la Unión Soviética y Estados Unidos sigue buscando enemigos invisibles con quien jugar en guerras desiguales.

Me dicen ahora que mi pensamiento debe ser liberal y globalizador y va en contra de mi emoción cuando era adolescente de ser un antiimperialista de sentimiento y socialista de convicción. Ya no quiero ser ni un norteamericano ganador, ni un soviético condenado. Soy conciente de que soy un chapín, sin remedio ni redención, quizá con un futuro.

Un guatemalteco más que espera algo del ALCA con la misma expectativa de cuando a los 12 años supe que el Circo vendría a mi pueblo. Es lo mismo, ¿no creen?.

Editorial Adverbium- Marzo 2005

This entry was posted in Phatos Entrópico and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s