Libros – Rodrigo Pérez Nieves – Phatos Entrópico Primera estación (III)

A nosotros nos asombraba todo, íbamos de asombro en asombro, de descubrimiento en descubrimiento, de búsqueda en búsqueda. “¡Asómbrense de vivir, no jodan!”

“De vivir a la orilla de un río pestilente”, dije yo, “un río de palabras gastadas, de ELULTIMOTRENactitudes gastadas”. Pero sólo lo dije por parecer duro, por alimentar su palabra. Desde luego prefería que ella hablara, que me desnudara de todo conocimiento, de toda reflexión, casi no me importaba lo que ella pensara. Ella no creía mucho en lo que decía, o en el mejor de los casos, estaba dándole de comer a su culpa. Pero qué me importaba su culpa mientras tenía a mi lado esos ojos pasionales.

Lo que pasa es que sus ojos eran como mi soledad… profundos, ¿puedes creerlo? Es lo único que recuerdo. El color de sus ojos que me persigue en las noches de insomnio. Si, seguro, no es lo único, pero es lo que más recuerdo. Ojos grandes, negros como queriendo abarcar el futuro.

Editorial Adverbium- Marzo 2005

This entry was posted in Phatos Entrópico and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s