Vida Diaria Los Años 20s – La Banda Marcial de Coatepeque (III)

Se mandaron a compra los instrumentos, y se iniciaron las respectivas clases, con el interés de don Cantalicio Maldonado y muy pronto sus alumnos respondieron, así fue como se organizó la primera banda marcial, que todos los sábados recorría las principales calles dándole al ambiente una nota alegre y los vecinos eufóricos salían escoba en mano a barrar las calles.

Pero de marcial solo lo eran las notas, pues los músicos descalzos, sin caminas o con los DSCF5013_2pantalones hechos tiras, y con el estómago vacío, Gumercindo Maldonado hijo de con Cantalicio, era el que tomaba e bajo. Así con hambre y miseria recorrían las calles poniendo la nota alegre.
Siempre salían a robar, lo que encontraban a mano, pues el hambre los obligaba, un día dio la orden el comandante que fueran a robar plátanos a la Finca Palestina, y nombro a la comisión, siempre iban cuidados, porque cuando iban solos ya no regresaban.
Esta vez fueron y de la expedición que hicieron, trajeron varios racimos de plátanos verdes y otra comisión fue al rastro por desperdicios que los carniceros regalaban a la tropa, estos consistían en “sangre de res” y las tripas, regresaron y preparan el potaje en un bote grande donde pusieron todo junto “tripas, sangre y plátanos verdes” un verdadero festín, pero cabe aclara que esto era la comida de todo el día y la prepararon, cuando regresaron del rastro entre 10 y 11 de la noche y ni bien estuvo cocido, se dieron un atracón.

Como a so de las cuatro de la mañana los jefes fueron despertados por los ayes y gritos de la tropa, todos estaban enfermos, pero más los músicos, pero como esa época no se conocía un doctor, ni habían boticas, solo remedios caseros, a las 6 de mañana empezaron a morirse los primero por intoxicamiento o congestionamiento.
Los músicos fueron la mayor parte de víctimas, ya que solo se salvaron, don Cantalicio, su hijo Gumercindo y “Camacho” el resto rindió su tributo a la madre tierra, y asi fue como se desintegro la Banda Marcial de Coatepeque, y cuenta que ese día la tropa aprovecho la oportunidad para desterrar en masa, na habiendo quedó en el cuartel nada más que el comandante y sus oficiales.

Nota. Gumercindo Maldonado, falleció recientemente queda únicamente sus hijos Carmen, Julio Paco y Chus.
La Banda Marcial de Coatepeque. Galindo Reyna, Guillermo. “Coalt-tepec” “El Cerro de la Serpiente” 200 años de Historia, en la vida de la ciudad de Santiago de Coatepeque. 1770-1970. Páginas 23-44
Documento proporcionado amablemente por don Sergio Castañeda.

This entry was posted in Vida Diaria - Los Años Veinte and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s