Vida Diaria – ¡Acción de Armas en el Año 1906! (II)

Al mando de Coronel Teófilo López Barrios, y llevando como capital General al Patrono Santiago, un grupo de 250 soldados Coatepecanos hacían el retén en el Puerto de Ocos, mientras tanto el Batallón Coatepeque, acampado en el mismo puerto de Ocos, estaba listo para el salto a la población de Ayutla, el coronel Teófilo López Barrios, escogió entre los valerosos soldados, a los más aguerrido todos de estirpe Coatepecana, para forma la escolta de Reconocimiento y Observación, recayó el nombramiento en el Teniente de Artillería Don Venancio Macario y los Sargentos , don Max Gamboa, don Francisco Mérida, don Ignacio Barrios, don José Santos González y don Braulio Barrios, esto fueron los valerosos soldados comandado por el Teniente Macario partieron a explorar el terreno e iban a revisar el hilo telegráfico, aprovechando la ondulaciones del terreno, ya que en época era intricada selva virgen, después de haber recorrido largo tramo en plena montaña, llegaron al paso del “Burrero”, y notaron en la orilla del rio, huellas y señales del paso de los facciones, siguieron explorando para establecer contacto con ellos, pero entre Santa Clara y Ayutla fueron capturados, fueron sorprendidos por el enemigos quieres les marcaron el alto, por la sorpresa y el mayor número se entregaron, sin resistencia, inmediatamente fueron desarmados y conducidos ante el jefe superior, armados hasta los dientes y entado de ebriedad, por las calles parecían Jefes y Oficiales en orgia desenfrenada llevando arrastradas a las mujeres sin importarles su edad.

Mientras tanto en Coatepeque, al mando del Coronel Pedro de León Solórzano, también llevando como Capital General al Patrono Santiago, los del batallón desfilaron por las calles haciendo la parada general en el centro de la población, donde el Coronel, hizo la arenga de despedida de los soldados que marchaban al campo de batalla, madres, esposas, hermanas con lágrimas en los ojos despedían a los seres queridos, que posiblemente marchaban para no volver. A las cinco de la tarde salieron para Ayutla, llegando a Pajapita, a las nueve de la noche, el coronel montaba un magnifico caballo, llamado “El Charro”, que al oír los redobles del tambor y las notas del clarín se sentaba sobre los cuatro traseros y marcaba el paso.
Galindo Reyna, Guillermo. “Coalt-tepec” “El Cerro de la Serpiente” 200 años de Historia, en la vida de la ciudad de Santiago de Coatepeque. 1770-1970.
Documento proporcionado amablemente por don Sergio Castañeda.

This entry was posted in Vida Diaria los Años 1900- 1910 and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s