Vida Diaria – 1900s – Relatos – “Los Amores de Paula” (VI)

Miguel suspendió el trabajo ¡Oye, sabes puede ser la misma cosa que te paso aquella vez, hazle el secreto, te metes unos chiles en cruz, así como de ocote, un puño de sal, y un puño de ceniza (corazón de ceniza) (4) y donde aparezca tu mujer, te acercas le arrojas eso y le vegas cuatro filazos den cruz y veremos, pero antes debes pedirle a tu mujer que no salga GUATEMALA0CT2006 384_2para nada, por aquello de las dudas.

Efectivamente, Castañón conto a su mujer las cosas, y le pido que no saliera para nada, la mujer obedeció y por la tarde casi a la orilla del cafetal de Santa Elena, Castañón vio a la mujer, la llamo y se le acercó y le hizo lo indicado, y según contaba más tarde, los golpes sonaban como si estuviera pegando a un palo de corcho.

Pero jamás, volvió a ver aquella aparición, ni en las noches de luna, ni en las noches obscuras cuando tenía que atravesar los cafetales de la Finca Santa Elena, donde tuvo origen esta narración.

Galindo Reyna, Guillermo. “Coalt-epec” “El Cerro de la Serpiente” 200 años de Historia, en la vida de la ciudad de Santiago de Coatepeque. 1770-1970. “Los Amores de Paula”, pagina 30 – 31
Documento proporcionado amablemente por don Sergio Castañeda.

(4) Corazón de ceniza, o flor de la ceniza lo sacan del centro de la hoguera y es una ceniza muy fina que forman las ascuas, cuando están al rojo vivo.

This entry was posted in Vida Diaria los Años 1900- 1910 and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s