Del Baúl de los Recuerdos – El Recordado Campo de la Feria (II)

Este terreno estaba compuesto de dos terrazas que la madre naturaleza había dispuesto así.

ERCF2La primera donde estaba ubicado el Salón Pro-Hospital en cuyo frente se colocaban las ventas de golosinas, loterías y otros juegos de azar, comedores como El Lucerito donde se podía saborear las deliciosas cenas mexicanas de polo en mole, la infaltable zarabando a dónde íbamos a finalizar la parranda al compás de la marimba sencilla y los saxofones ,, los pequeños restaurantes donde se deleitaba uno con los tacos de pollos o las enchiladas y cantinas donde se brindaba con un par octavitos de Indita Quezalteca con limón fresco y bocas de jocote verde y las refresquería para deleitarse con una horchata, un choco-milk o un refresco de tamarindo ubicadas cerca de la estación.

La otra terraza, de un nivel más bajo, se ubicaban los juegos mecánicos: sillas voladoras, la rueda de Chicago, la rueda de caballitos, los carritos locos, etc. donde, sin subir a ninguna rueda nos divertíamos viendo las caras que hacia los que montaban, teniendo el cuidado de no estar muy cerca para evita las salpicaduras accidentales.

Bibliografía. Morales Paz, Julio Valentín. El Recordado Campo de la Feria. Revista MI Coatepeque No.103 Febrero – Marzo 2007. Página 44.

This entry was posted in Del Baul de los Recuerdos and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s