Historias Cortas -Nenúfar. Por querer realizar un sueño. (II)

Después de un mes de resignada espera, recibí una carta de mi hija en la que contaba, que su papa ya había comprado un terreno muy bonito para construir nuestra casa, me causo una enorme alegría la noticia y fue tanta mi emoción que busque otro trabajo, mis horas de descanso se redujeron pero en cambio lograba remitirle a José Alberto 5,000 dólares mensuales. Quería regresar pronto con los míos, que no me importaba desempeñar mi dura tarea.
Una noche que la luna se proyectaba de lleno en mi ventana, diferentes aromas penetran en mi alcoba y en mi mente revoloteaban las imágenes de mis dos amores; una llamada telefónica me sobresalto haciéndome pensar lo peor, levante el auricular temerosa y pregunte:

¿Quién llama? Me contesto la voz inconfundible de mi amiga Glenda:IMG_0225
¿Mónica como estas?    Disculpa la hora tan inoportuna de mi llamada, pero en este momento, estoy entrando a casa con Jorge, fuimos al teatro y creí que no podría conciliar el sueño; si no te informaba lo que allá vi.
Entre los espectadores estaba José Alberto, acompañado de una hermosa mujer, no sabría decirte si e nos vio o simplemente se hizo el desentendido, la cuestión es que la atendía gentilmente y ella se lo comía con los ojos.
Perdóname por ser yo la portadora de semejante noticia, considero que es mi deber de amiga comunicártelo, deseo con toda el alma tener mi pensamiento equivocado. Cuídate mucho y colgó.
El resto de la noche, lo pase pensando en el mensaje de Glenda, sería solo lo que motivaba el poco interés de José Alberto, por saber de mí? Ya no pude dormir y opte por levantarme temprano, eran las cinco de la mañana; empecé a prepárame para irme al trabajo aunque francamente no lo deseaba, las ideas golpeaban mis sienes, produciéndome un fuerte dolor de cabeza y esto no me dejaba discernir, que solución le daria a mi problema.

 

Bibliografía. T. de Lujan, Elsa. Por querer realizar un sueño. Revista mi Coatepeque N0. 92 Abril – Mayo 2005. Páginas 16-17

This entry was posted in Historias Cortas and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s