Relatos – Los Chicos de 125 Años (II)

022En este mes de mayo pasado se decidió botarlos, ya que se heredó a los descendientes de la cuarta generación parte del terreno y esto trae la necesaria construcción de nuevas edificaciones para dar paso a lo moderno lo cual muchas veces parecía que sepultara la historia, pero mientras hay fuentes de información y personas que rescaten patrimonios como guardianes de los nuestro, la memoria colectiva estará vigente para servir a las nuevas generaciones que nos han de suceder, quienes comprenderá que debemos preservar lo nuestro porque forma parte de nuestra bella historia como comunidad.
Nos relataron que estos árboles eran varón y hembra y como dice la Biblia respecto al hombre y la mujer “Varón y Hembra los creo”.
Estos fueron generosos árboles, que dieron sombra y cobijo a las aves, desafiaron al viento y a la tempestad en esas tarde lluviosas de nuestra encantadora costa, y fueron desde su punto de la instalación atalayas de una parte de la rica historia de nuestro querido y lindo Coatepeque.
Se fueron los dos árboles de chico y solo quedaron hermosos recuerdos en esa familia y en ese alegre Barrio de nuestro pueblo en donde los Antonio han vivido y también han contribuido al desarrollo de la región.
“Escribir la historia es sentar también las bases del futuro”

Bibliografía. Ángel Castillo. – Los Chicos de 125 Años Revista Mi Coatepeque NO. 95. Octubre – Noviembre 2005. Página 27

This entry was posted in Historias Cortas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s